jueves, 30 de septiembre de 2010

Iberia y los nuevos destinos

Iberia comenzará a volar a Fortaleza y Recife (Brasil) el próximo mes de febrero. La compañía española ofrecerá tres vuelos semanales (los martes, viernes y domingos) operados por los Airbus A340/300, con capacidad para 254 pasajeros. Con estos nuevos vuelos Brasil se consolida como el destino más importante de Iberia en Latinoamérica y el de mayor crecimiento el próximo año. Actualmente, Iberia ofrece dos frecuencias diarias entre Madrid y Sao Paulo, y un vuelo diario a Río de Janeiro.

 

Recife y Fortaleza son dos de los principales destinos turísticos del nordeste de Brasil que pueden visitarse en cualquier época del año.

 

En 2009, la compañía española transportó cerca de 500.000 clientes entre Europa y Brasil, y las previsiones apuntan a que la ruta con Fortaleza y Recife contará con unos 80.000 pasajeros en su primer año de funcionamiento.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Viajes low cost

Este concepto surgió en Estados Unidos a principios de la década de los noventa. Poco después el modelo se extendió por toda Europa. Las compañias low cost abren continuamente nuevos destinos.  Una aerolínea de bajo coste o ‘low cost es una aerolínea que generalmente ofrece tarifas muy baratas a cambio de eliminar muchos servicios tradicionales a los pasajeros.

Estas políticas para ahorrarse costes tienen sus propias claves, algunas de ellas consisten en prescindir de intermediarios a la hora de adquirir el billete, ya que todo se hace por Internet; viajar a aeropuertos secundarios, no tener una plaza asignada, salir a horas intempestivas o la desaparición de servicios gratuitos como la comida y la prensa en cabina. La reducción de costes llega a tal extremo que según declaró la empresa Ryanair, en 2009, estaban estudiando instalar ‘asientos verticales’ en trayectos cortos con el fin de que quepan más pasajeros en un mismo vuelo. O estudiar eliminar el copiloto y que esa responsabilidad se asumida por el personal TCP (Tripulante de cabina de pasajeros) del vuelo.

Como consumidores 'low cost' deberemos tener en cuenta estas desventajas y estar concienciados de que nos pueden surgir algunos imprevistos, como el 'overbooking' (sobreventa) o las posibles cancelaciones a última hora. Y, como aconsejan las asociaciones de defensa del consumidor, 'ser conscientes de que estas compañías no disponen de oficinas fijas de atención al cliente".

El precio final
Parece que se habla en pasado cuando alguien cuenta que le ofrecieron champán en el avión, que la comida estaba fabulosa y que pudo estirar las piernas todo lo que duró el trayecto mientras, claro, leía la prensa relajadamente. Nada que ver con las experiencias contadas por los pasajeros de las aerolíneas ‘low cost’.

Si el viaje ha costado el irrisorio precio de 5 euros (6.30 USD) el trayecto, aguantar en estas condiciones no importará demasiado. Las grandes ofertas de vuelos acaban por confirmar que el precio final es mucho mayor del que a veces vimos por Internet. 

Esta es una de las quejas más frecuentes en este tipo de líneas aéreas, la falta de transparencia a la hora de mostrar el precio final del viaje. Tanto es así que en contrapartida las aerolíneas tradicionales están haciendo campañas denominadas cero costes, o sea, "lo que ves, es lo que pagas". En el reglamento europeo de aereolíneas se puede leer en el artículo 23 en lo que se refiere a reservas de billetes por Internet: “deberán comunicarse de una manera clara, transparente y sin ambigüedad al comienzo de cualquier proceso de reserva”.

Un modelo competitivo
Algunos se preguntan si este modelo va a terminar por imponerse. Los especialistas comentan que seguramente estos dos modelos de viaje, el 'low cost' y el tradicional podrán convivir perfectamente, ya que cada uno ofrece cosas muy distintas a sus clientes.



jueves, 23 de septiembre de 2010

Tarjeta profesional en la construcción

La segunda mayor compañía aérea de Alemania contrata de nuevo auxiliares de vuelo. El grupo airberlin busca reforzar su equipo de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP)en Alemania del sur para sus aeropuertos de Munich y Núremberg.

Los requisitos de contratación son un titulo de formación profesional, preferiblemente en el sector servicios. Los y las aspirantes deberían disfrutar de atender a los pasajeros a bordo. Además, para el trabajo de auxiliar de vuelo unos muy buenos conocimientos de alemán y de inglés son tan necesarios como la movilidad y la flexibilidad.

Los interesados en un puesto de trabajo más allá de las nubes, encontrarán más información relativa a los requisitos de contratación y al procedimiento de selección en la página web de airberlin bajo airberlin.com/jobs.

martes, 21 de septiembre de 2010

El turismo internacional crece

Buenas noticias. La entrada de turistas internacionales se ha incrementado en el primer semestre del 2010. 

La actualización provisional del mes de agosto del Barómetro OMT del Turismo Mundial reveló que las llegadas de viajeros internacionales durante el primer semestre de 2010 alcanzaron los 421 millones, con un incremento interanual de 7%. El resultado llega tras uno de los años más difíciles para el sector, que sufrió una caída del 4,2 % en 2009, por lo que la OMT señaló que el retorno al crecimiento “es un asunto que se debe tratar con cautela”.
 
Las cifras del primer semestre están todavía un 2% por debajo del record del 2008, cuando se registraron 428 millones de viajeros internacionales en el primer semestre. Justo por ello, la OMT mantiene su previsión inicial de cerrar el año con un crecimiento de entre 3 y 4%.

Gran parte de estos viajeros internacionales utilizan los vuelos para realizar sus viajes. Parece que lo peor ha pasado en el sector aéreo y vuelve el crecimiento. Con lo que ello supone para pilotos, auxiliares de vuelo y personal de tierra.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Un piloto de Ryanair contesta a su CEO

Un piloto de Ryanair ha respondido a la idea del presidente de la aerolínea, Michael O'Leary, de prescindir del copiloto en los vuelos de corta distancia proponiendo a su vez la sustitución del polémico empresario por un auxiliar de vuelo en prácticas.
"Propongo que Ryanair sustituya a su consejero delegado por un auxiliar de vuelo en prácticas cuyo sueldo anual es de unos 13.200 euros", escribe el comandante Morgan Fischer en una carta al diario Financial Times.

Según Fischer, que entrena a otros pilotos en la base marsellesa de la aerolínea irlandesa, está claro que la empresa trata de abaratar todo lo que puede sus operaciones, por lo que una posible medida sería la de sustituir a O'Leary, porque ahorraría a Ryanair millones de euros en salarios, beneficios y opciones sobre acciones. Además, no se necesitaría la aprobación de las autoridades reguladoras del sector aéreo, a diferencia de la propuesta del consejero delegado de que sus aviones vuelen con un solo piloto porque "hoy en día la mayor parte del vuelo lo hace un ordenador".

No sin ironía, el propio O'Leary declaró a través de un portavoz que la propuesta de sustituirle le parecía interesante.
"Michael (O' Leary) opina que los auxiliares de vuelo resultarían mucho más atractivos que él, lo cual no es colocar el listón demasiado alto, así que vamos a tener en cuenta esa sugerencia", comentó Stephen McNamara, portavoz de la aerolínea.
"Después de todo, continuó el portavoz, si es posible enseñar a los auxiliares del vuelo a hacer aterrizar el avión (propuesta de O'Leary), no debería ser difícil enseñarles a hacer el trabajo de Michael".
Los empleados de Ryanair han expresado quejas en el pasado de modo anónimo, pero la respuesta pública de ese piloto es una novedad, según el comandante de vuelo Evan Cullen, presidente de la Asociación de Pilotos de Aerolínea Irlandeses, que se muestra también muy crítico con O'Leary.
El consejero delegado de Ryanair argumentó, al proponer que se prescinda en los vuelos del copiloto, que en 25 años, sólo un piloto de su compañía ha sufrido un ataque cardíaco y que consiguió pese a todo hacer aterrizar su avión.
Los expertos en seguridad aérea no están de acuerdo: "Es cierto que la aviación es hoy mucho más segura que en el pasado y que muchos de los procesos están automatizados, pero en una aproximación con instrumentos en un espacio aéreo congestionado o en un caso de emergencia, me gustaría contar con piloto y copiloto", afirma Paul Hayes, director de seguridad aérea de la consultora Ascend

jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Ser auxiliar de vuelo es una aventura?

He leído está historia en El Correo y me ha encantado. Una historia de cómo llegar a ser Azafata de Vuelo y cómo te puede cambiar la vida.
Desde hace unos meses no se baja de las nubes. Con mucha constancia, Begoña Casal Saiz ha cumplido su sueño: trabajar para una compañía aérea como Auxiliar de vuelo. Y, desde entonces, no para de volar de un sitio a otro. Sólo en una semana puede haber visitado Siria, Irak, Kuwait, Dubai, Atenas y Moscú... Pero siempre vuelve a su 'base de operaciones' en Ammán. Hasta la capital jordana se mudó el 18 de mayo con mucha ilusión y con el desconocimiento de cómo sería vivir en un país árabe. «Tenía dudas de qué me iba a encontrar. Te lo puedes imaginar, pero nunca se asemeja a la realidad».

Esta bilbaína de 28 años ha visto compensado su esfuerzo después de prepararse a conciencia para ser azafata de vuelo. Estudió Turismo en la Universidad de Deusto y, nada más acabar la diplomatura, se fue a Gran Bretaña a aprender inglés. Al poco tiempo regresó a Bilbao a realizar un máster en Dirección Hotelera, título que le sirvió para obtener su primer empleo. Pasado un año, volvió al Reino Unido para trabajar como asistente de dirección en la recepción de un hotel en el sur del país.
La experiencia fue muy positiva. En dos años de estancia dominó la lengua inglesa y se amoldó a la perfección a la cultura británica. «Al principio te cuesta cenar a las cinco de la tarde o que los establecimientos cierren pronto, pero te acabas acostumbrando. Además, apenas tenía tiempo libre porque trabajaba muchísimo».
Estaba feliz con la oportunidad que le brindaron, pero la ciudad y el hotel se le quedaron pequeños. «Quería algo más», matiza. Retornó a Euskadi con los primeros brotes de la crisis y, pese a la negativa situación económica y laboral, consiguió un puesto en la sala VIP de Iberia, dentro del aeropuerto de Bilbao. Duró sólo los meses de verano, tiempo más que suficiente para 'picarle el gusanillo' y querer meterse de lleno en ese sector. Volar alto.
Con esa idea, Begoña se mudó a Madrid. Hizo un curso intensivo de cuatro meses como tripulante de cabina de pasajeros y empezó a acudir a las pruebas convocadas por aerolíneas. Sin arrojar nunca la toalla. Y, hasta que llegó la oportunidad que ella anhelaba, trabajó como administrativa para una empresa.

Se presentó a la enésima jornada de puertas abiertas, esta vez organizada por la compañía Royal Jordania en el hotel Intercontinental de Madrid. El destino, sin embargo, le deparó una sorpresa. De las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde, pasó todas las pruebas. Y le dieron el deseado sí. «Visto y no visto. En veinte días me iba a Jordania. Me chocó un poco porque tenía sentimientos contrarios. Por una parte, me daba pena dejar España pero, al mismo tiempo, estaba súper contenta», rememora.
Como ella, veinte españolas más volaron rumbo a Ammán nerviosas por lo que se iban a encontrar. «Llegamos tardísimo y cansadas. Pero me sorprendió lo pequeño que es el aeropuerto y la cantidad de controles de seguridad que pasamos». No sólo eso, sino que además fueron trasladadas al hotel por un autobús «antiquísimo». Las primeras semanas se tuvo que someter a un montón de pruebas médicas. Tras el chequeo, comenzaron un curso de dos meses para conocer a fondo las distintas aeronaves.
«Al principio estaba mareada de ir de un sitio a otro del país porque viajar en autobús es una odisea, ya que las distancias son muy largas», recuerda. El primer mes fue más fácil al pagarle la empresa el alojamiento en un hotel con régimen de todo incluido. Pero, en tiempo récord, ella y varias compañeras tuvieron que buscarse un piso de alquiler. Nada sencillo. «Aunque se habla inglés, el idioma oficial es el árabe y resulta complicado comunicarse. Nos costó encontrar un apartamento. ¡Fue estresante!».

Pasada esa prueba, la siguiente fase fue adaptarse al estilo de vida de Ammán. Algo complicado, si se tiene en cuenta la falta de infraestructuras. «Resulta difícil salir a la calle, pasear y perderse por la ciudad. No hay aceras y para hacer la compra, te tienes que desplazar hasta los centros comerciales». Las mujeres, además, sufren más inseguridad a la hora de ir a pie por la ciudad. «Tengo miedo de coger un taxi sola si se hace de noche. Te pitan desde los coches cuando caminas por la calle».

«Maravillosos paisajes»
Sin un vehículo no se puede hacer vida en Ammán. De hecho, el taxi es el principal medio de transporte al ser bastante económico. Eso sí, hay que tener cuidado con los que no hablan inglés. «Algunos te dicen que no te llevan por no saber su idioma. Y otros tratan de timarte, dando vueltas por toda la ciudad». Estos aspectos, algo más negativos, se compensan con los maravillosos paisajes que ofrece Jordania y con la sociabilidad de su gente.
Para esta bilbaína está siendo toda una aventura. Así se lo toma. Como una oportunidad única para visitar distintos rincones del mundo. Aunque ella hace vuelos de ida y vuelta y siempre regresa Ammán, cada día es una sorpresa. Siempre disponible hasta que le comunican su nuevo destino. Ella, sin embargo, es feliz. No quiere bajarse del avión. «Tengo un contrato de un año aquí y, después, me gustaría mucho regresar y trabajar con una compañía aérea española», confiesa. Hasta que llegue ese momento, sólo piensa en nuevas rutas. Las próximas, Chicago, Nueva York y Bangkok.

martes, 14 de septiembre de 2010

¿Necesito el título de TCP para ser azafata de vuelo?

Esta es la típica pregunta de una personas que quiere ser auxiliar de vuelo. La mayoría de compañias españolas te reclaman que estés en posesión del título. Podrás obtenerlo en academias homologadas por AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aerea), en está página te ayudan: Azafatas de Vuelo.

Pocas compañias te permiten realizar una entrevista sin tener el título previamente. Hay excepciones. Pero tienen truco. Hay que tener claro que es AESA quien decide que cualquier persona que quiera trabaja como TCP ha de poser un título homologado.

Decía que tiene truco. Hay compañias que te permiten entrar a trabajar sin el título de tcp. El truco está en que son ellos quienes te forman para obtener el certificado. Pero no, no lo hacen gratuitamente. Pagas como en las academias.

Sin embargo hay una buena razón para elegir una academia. Y es que el certificado que obtienes con estas compañías sólo te sirve para volar en ellas! Con lo que si un día cambias de compañia, lo más normal del mundo, el título de TCP no te sirve!! teniendo que volver a obtenerlo...y a pagarlo.

martes, 7 de septiembre de 2010

Requisitos para ser auxiliar de vuelo

Para ser azafata de vuelo  hay que superar una serie de requisitos. Unos académicos o de conocimientos y otros físicos. Hay que tener en cuenta que debido a la cantidad de compañías aereas estos requisitos puden variar. Pero para la mayoría de compañias que trabajen en España se han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad 
  • Tener nacionalidad de un país miembro de la Unión Europea o tener permiso de residencia o estudios.
  • Tener una titulación como mínimo de Graduado en ESO o equivalente.  
  • Conocimientos de Inglés.
  • Altura mínima 1,57 en mujeres y 1,65 en Hombres.
  • Buenas salud física y psíquica (vamos no tener enfermedades que te incapaciten).
  • No superar las 5 dioptrías. Aunque está permitido el uso de lentillas y gafas.
  • Saber nadar 100 metros en 2 minutos y 30 segundos. Es decir saber nadar lo justo para no ahogarte.
  • Poseer el certificado TCP (Tripulante de Cabina de Pasajeros)
El título de TCP se obtiene en academias privadas homologadas  por el ministerio de fomento y aviación civil.

Más información: Auxiliar de vuelo o Azafatas de vuelo