viernes, 19 de noviembre de 2010

Ryanair con problemas en un vuelo a París

Más de un centenar de pasajeros sumamente enojados se negaron a abandonar el avión en el Aeropuerto de Lieja, en Bélgica, a donde fue desviado un vuelo de Ryanair. Exigían a la compañía que los llevara a casa. Sin embargo, sus protestas sólo eran escuchadas por personal de seguridad del aeródromo belga que salió en su auxilio, porque hasta los pilotos, sobrecargos y azafatas los abandonaron en la pista y la oscuridad de la cabina.

Según han informado la policía y los bomberos de Lieja a la agencia AFP, en su mayoría son turistas franceses, quienes debían aterrizar cerca de París, en el Aeropuerto de Beauvais, después de regresar de vacaciones en Marruecos. Permanecieron en una cabina oscura en señal de protesta, incluso horas después de que el piloto y los tripulantes de cabina habían abandonado el avión en el aeropuerto de Lieja, en el sur de Bélgica.

Uno de los pasajeros, el comerciante Reda Yahiyaoui, que viajaba con su esposa, un niño de tres años de edad y un bebé de dos meses, dijo que no tenían agua y los baños del avión estaban cerrados. "El piloto se fue e incluso dejó la puerta de la cabina abierta”, aseguró.
Un oficial de policía del aeropuerto informó de que “los pasajeros en represalia con Ryanair, se niegan a salir. Se les ha ofrecido una de las salas de espera de pasajeros en tránsito del aeropuerto, pero la han rechazado”.

Un bombero dijo que el aeropuerto belga estaba tratando de organizar autobuses para trasladar a los pasajeros de vuelta a Francia. "Les hemos propuesto que salgan del avión porque están a oscuras allí”, dijo el bombero.
Los pasajeros refirieron que el vuelo había salido ayer de Fez, Marruecos, con tres horas de retraso, a las 19:15 horas (hora local) pero no había podido aterrizar en Beauvais, Francia, debido a que el aeropuerto ya había sido cerrado.

El Aeropuerto de Beauvais, una terminal aérea muy utilizada por varias low cost europeas y aceptada por aquellos que buscan bajas tarifas, significativamente menores a las de las compañías que operan con los de Charles de Gaulle u Orly, es, de los tres aeropuertos que sirven a la ciudad de París, el más alejado: se encuentra a unos cuantos kilómetros al norte del pueblo homónimo y a unos 80 kilómetros al noroeste de París, lo que supone su principal desventaja. Además su horario es de 06:00 horas a las 23:00.
Con el retraso que llevaba el vuelo de Ryanair, el avión no llegó a tiempo y tuvo que desviarse a Lieja, donde aterrizó a las 23:30 horas. Los pasajeros todavía estaban en su interior a las 03:30 horas de esta madrugada.

"Esto es inaceptable", dijo Mylene Netange, dirigente en Francia de una red de responsabilidad social para los líderes empresariales. "El piloto y la tripulación nos dejaron aquí", dijo.
Los portavoces de Ryanair, ilocalizables.

Fuente

jueves, 11 de noviembre de 2010

Las azafatas de Vuelo de Ryaniar posan

Ryanair, la compañía low cost,  ha lanzado el calendario para 2011 en el que no faltan las poses más atrevidas de algunas de las asistentes de vuelo de esta compañía.

Con esta iniciativa pretenden recaudar cerca 100.000 dólares a favor de «Tafel», una asociación benéfica alemana que presta ayuda a las personas necesitadas.

Las fotos fueron tomadas el pasado mes de septiembre en Fuerteventura y el calendario podrá ser adquirido a bordo de cualquier vuelo de Ryanair o en su página web a un precio de 10 euros.

martes, 9 de noviembre de 2010

Vueling tendrá una base en Toulouse

Vueling, inaugurará en abril de 2011 su primera base fuera de España en la ciudad francesa de Toulouse. Desde aquí, se ofrecerán siete destinos directos a Barcelona, París, Ámsterdam, Pisa, Venecia, Ibiza y Málaga. De éstos, los últimos cuatro no los ofrece, en estos momentos, ninguna compañía de las que opera en el aeropuerto francés.
El trayecto Toulouse-Barcelona ya está siendo ofrecido por otras compañías, concretamente easyJet y Air Nostrum, pero la línea, de momento, es deficitaria. Vueling, sin embargo, apuesta por ofrecer la ruta entre el aeropuerto francés y la capital catalana ya que, según ha comentado el presidente de la compañía, Josep Piqué, la aerolínea utilizará el "tirón" de Barcelona además de usarla como hub.

La llegada de Vueling a Toulouse, se produce después de que la compañía, hace años, abriera una base en París que posteriormente cerró.

"No queremos ser una aerolínea de bajo coste característica como las otras (en referencia a easyJet y Ryanair), sino que desde Toulouse, queremos ofrecer más aspectos diferenciadores. Uno, que los pasajeros podrán, en este mini hub, conectar con Barcelona, para que desde la ciudad francesa y a través de la capital catalana, se pueda volar a Oriente Próximo y al norte de África. También queremos ofrecer servicios diferenciados para los pasajeros que quieran volar en clase business", ha declarado el presidente de la compañía.

En todo momento, los directivos de Vueling han diferenciado la marca y el servicio que ofrece la compañía de las otras aerolíneas low cost, en referencia a easyJet y Ryanair, que son sus competidoras en Toulouse y en el Prat. De hecho, Álex Cruz, consejero delegado de la aerolínea, ha hablado "de una aerolínea inglesa y otra irlandesa como fundamentalistas de los aeropuertos", y ha añadido que el hecho de que no tengan bases estas aerolíneas de bajo coste en Toulouse "nos permite mayor crecimiento".

"Nuestra intención es crecer en Toulouse en el futuro. De momento, vamos a tener una avión de forma estable, pero la idea es que desde nuestra primera base internacional ayudemos a generar tráfico des del Prat hacia otros destinos. Es importante esta primera base para el crecimiento futuro estratégico de Vueling", ha asegurado Cruz a la Vanguardia.es.

La nueva base de Vueling será la octava de la compañía después de su fusión con Clickair en julio de 2009. Con esta base en Toulouse, Vueling se convierte en la primera aerolínea que opera oficialmente desde el aeropuerto de Toulouse de forma permanente, ya que este aeropuerto francés no contaba con una aerolínea que tuviera una base estable. Actualmente, operan en Toulouse aerolíneas como easyJet, Air France regional, y otras aerolíneas de forma temporal.

Vueling ofrecerá a partir de abril del año próximo una oferta de más de cuarenta vuelos semanales que supondrán alrededor de 200.000 asientos a la venta hasta finales de la temporada de verano, en octubre de 2011.

Pare elegir Toulouse, Vueling ha analizado el atractivo turístico y de promoción económica no sólo de la ciudad francesa sino de la región, Midi-Pyrenéef, para finalmente convertir el aeropuerto Toulouse-Blagnac en su nuevo centro de operaciones.

Vueling destinará un avión en exclusiva a esta base e invertirá 30 millones de euros en un contrato de tres años que generarán, en palabras de Álex Cruz, "150 puestos de trabajo".

Con algo menos de medio millón de habitantes, Toulouse es la cuarta ciudad de la República francesa y se estima que en el año 2020 sobrepase a Lyón para convertirse en la tercera ciudad. La región cuenta con 2,8 millones de habitantes y tiene potencial de crecimiento turístico. También viven en ella muchos jóvenes estudiantes, además de directivos medios.

El acto de inauguración de hoy, ha contado con la presencia del presidente de Vueling, Josep Piqué, y del presidente del aeropuerto francés, Jean-Michel Vernhes.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La evolución del Prat

Haciendo un símil entre las etapas de la vida de una persona y la evolución de un aeropuerto se puede decir que el de Barcelona está a punto de acabar la adolescencia. Su cuerpo ha crecido en unos años de forma muy rápida, sus extremidades han adquirido potencia y capacidad y sus facciones, un tanto desencajadas durante la etapa de crecimiento, ahora ya tienen el aspecto de lo que van a ser los mejores años de su vida. No se está haciendo mayor. Ya lo es. Y por ello ha llegado el momento de que opte por lo que quiere ser.

En este punto, el aeropuerto de El Prat se mantiene en la adolescencia. Un día quiere ser un nudo de conexiones internacionales, y sus gestores adoptan las decisiones para que así sea, como primar a las compañías de las grandes alianzas mundiales en la nueva terminal. Pero unos días más tarde vuelve a dudar y potencia las aerolíneas de bajo coste con la entrada de la más potente y agresiva de todas en cuestión de precios: Ryanair.

La buena noticia es que ahora se podrá volar más barato desde Barcelona a casi los mismos destinos que hasta ahora. La mala noticia es que estos vuelos baratos para cortas y medias distancias de hoy pueden hipotecar la posibilidad de volar a otros continentes en el futuro desde la capital catalana.

Los expertos en el negocio aeronáutico calculan que, para que un vuelo salga rentable, o al menos no provoque pérdidas a la compañía, debe estar ocupado por encima del 60%. Solo así podrá ofrecer unos billetes con unos precios que cubran los gastos y que a la vez sean competitivos. Ryanair supera de largo estos porcentajes de ocupación.

Muchos de sus clientes no conectan después con otros vuelos, pero su competencia de precios puede provocar el efecto perverso de vaciar parte de los que ofrecen otras compañías que sí conectan con rutas intercontinentales o de larga distancia. Y si no llegan al citado 60%, a las aerolíneas de conexión se les disparan los costes y posiblemente al cabo de un tiempo tengan que tirar la toalla y reducir las frecuencias o incluso anular la ruta. Además, a diferencia de los casos de Girona y de Reus, en los que Ryanair creó la demanda, en Barcelona está canibalizando parte de la existente, y sin necesidad de haberse gastado nada para consolidar esas rutas.

A AENA, El Prat se le ha hecho grande y con una voracidad que debe satisfacer -el pago del coste de las obras con un tráfico inferior al previsto-. Y si para lograrlo han de aportar más usuarios las low cost, adelante con ello. Pero ni este era el objetivo de la ampliación, ni da respuesta a la demanda de la sociedad catalana de disponer de un aeropuerto de conexión internacional. Los vuelos baratos de hoy pueden salir muy caros el día de mañana.

Fuente