viernes, 19 de noviembre de 2010

Ryanair con problemas en un vuelo a París

Más de un centenar de pasajeros sumamente enojados se negaron a abandonar el avión en el Aeropuerto de Lieja, en Bélgica, a donde fue desviado un vuelo de Ryanair. Exigían a la compañía que los llevara a casa. Sin embargo, sus protestas sólo eran escuchadas por personal de seguridad del aeródromo belga que salió en su auxilio, porque hasta los pilotos, sobrecargos y azafatas los abandonaron en la pista y la oscuridad de la cabina.

Según han informado la policía y los bomberos de Lieja a la agencia AFP, en su mayoría son turistas franceses, quienes debían aterrizar cerca de París, en el Aeropuerto de Beauvais, después de regresar de vacaciones en Marruecos. Permanecieron en una cabina oscura en señal de protesta, incluso horas después de que el piloto y los tripulantes de cabina habían abandonado el avión en el aeropuerto de Lieja, en el sur de Bélgica.

Uno de los pasajeros, el comerciante Reda Yahiyaoui, que viajaba con su esposa, un niño de tres años de edad y un bebé de dos meses, dijo que no tenían agua y los baños del avión estaban cerrados. "El piloto se fue e incluso dejó la puerta de la cabina abierta”, aseguró.
Un oficial de policía del aeropuerto informó de que “los pasajeros en represalia con Ryanair, se niegan a salir. Se les ha ofrecido una de las salas de espera de pasajeros en tránsito del aeropuerto, pero la han rechazado”.

Un bombero dijo que el aeropuerto belga estaba tratando de organizar autobuses para trasladar a los pasajeros de vuelta a Francia. "Les hemos propuesto que salgan del avión porque están a oscuras allí”, dijo el bombero.
Los pasajeros refirieron que el vuelo había salido ayer de Fez, Marruecos, con tres horas de retraso, a las 19:15 horas (hora local) pero no había podido aterrizar en Beauvais, Francia, debido a que el aeropuerto ya había sido cerrado.

El Aeropuerto de Beauvais, una terminal aérea muy utilizada por varias low cost europeas y aceptada por aquellos que buscan bajas tarifas, significativamente menores a las de las compañías que operan con los de Charles de Gaulle u Orly, es, de los tres aeropuertos que sirven a la ciudad de París, el más alejado: se encuentra a unos cuantos kilómetros al norte del pueblo homónimo y a unos 80 kilómetros al noroeste de París, lo que supone su principal desventaja. Además su horario es de 06:00 horas a las 23:00.
Con el retraso que llevaba el vuelo de Ryanair, el avión no llegó a tiempo y tuvo que desviarse a Lieja, donde aterrizó a las 23:30 horas. Los pasajeros todavía estaban en su interior a las 03:30 horas de esta madrugada.

"Esto es inaceptable", dijo Mylene Netange, dirigente en Francia de una red de responsabilidad social para los líderes empresariales. "El piloto y la tripulación nos dejaron aquí", dijo.
Los portavoces de Ryanair, ilocalizables.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario