miércoles, 26 de enero de 2011

Lufthansa necesita más trabajadores

La aerolínea alemana Lufthansa va a crear 4.000 nuevos empleos en Alemania en este 2011, según ha asegurado su nuevo patrón, Christoph Franz, en una entrevista recogida en la edición de este lunes del diario Bild.
Así, Lufthansa busca 2.200 auxiliares de vuelo para sus sedes en Fráncfort y Múnich, asegura Bild, así como 900 trabajadores de tierra, 270 pilotos en formación y 300 aprendices.

Fuente

Iberia hará un ERE a 14 TCP

 Un total de once tripulantes de cabina (TCP) de Iberia serán despedidos a finales de este mes de enero como consecuencia del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) "forzoso" pactado en el XVI Convenio Colectivo el pasado 14 de diciembre entre la dirección de la aerolínea y los sindicatos CTA, UGT, CC.OO. y Sitcpla, según ha denunciado este martes el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas (Stavla).

   En un comunicado, Stavla recuerda que "ningún otro colectivo" de Iberia ha sufrido un ERE forzoso y critica que Iberia no haya hecho uso del ERE voluntario en vigor, pactado en diciembre de 2010, que "podía haber aplicado en cualquier momento, sin necesidad de despedir a nadie". Además, criticó que estos puestos "serán cubiertos por otros con condiciones laborales y económicas muy inferiores".

Resto de la noticia.

viernes, 7 de enero de 2011

Huelga de los TCP de British para no retirar basura

"British Airways no puede ser low cost", ha afirmado un portavoz de Bassa, la sección del sindicato Unite que representa a 11.000 de los 13.400 trabajadores que componen el personal de cabina de la británica.

Y para demostrar que las palabras no se las lleva el viento, mientras en Iberia las azafatas y sobrecargos han hecho los deberes, el colectivo de TCP de BA, su ya indisoluble socia tras la fusión en IAG, ha protagonizado desde el pasado marzo 22 días de huelga. Tan dura protesta se justifica por la exigencia del cambio de las condiciones de trabajo de este colectivo, que ya ha costado a la compañía 150 millones de libras (180 millones de euros).

La amarga disputa comenzó hace más de un año cuando Willie Walsh, primer ejecutivo de BA (y ahora también de IAG), anunció una serie de severísimos cambios en el estatus laboral de los TCP. Una de las exigencias más agrias era la reducción del número de azafatas por avión hasta el mínimo legal. "Eso repercutirá en la calidad de la atención al pasajero que es, precisamente, lo que los clientes buscan cuando compran vuelos con British", protestaron desde Bassa. Una segunda modificación anunciada por Walsh pedía la rebaja los derechos e ingresos de los TCP de nuevo ingreso. Walsh aseguró que "los cambios en los contratos del nuevo personal son cruciales para asegurarse el éxito en las batallas contra otras compañías cuyo personal cuesta más barato". Otro derecho en cuestión son los descuentos en vuelos de BA de goza el personal de la aerolínea.

Fuentes de Bassa dijeron el viernes que conocen el convenio pactado por los TCP con Iberia pero no se pronunciarán hasta que se reúnan con CC OO en un encuentro fijado para enero.

Iberia competirá en el mercado low cost

Los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Iberia firmarán mañana un convenio en el que, por primera vez, aceptan realizar tareas y asumen condiciones de acceso a la compañía similares a las de las aerolíneas low cost. Los pilotos de la empresa parecen dispuestos a seguir el mismo camino en pocos días. Este "sacrificio", impensable hasta hoy, se realiza a cambio de que el proyecto de la operación de bajos costes para el corto y medio radio que planteó el presidente Antonio Vázquez en febrero, y que se hará bajo la marca IberiaExpress, se haga con personal de la compañía, no con recursos externos. CincoDías ha recabado información entre dirigentes de los TCP (conocidos como azafatas) y del Sepla que negocian el lanzamiento del proyecto. Este es el retrato robot de lo que será IberiaExpress.

El cambio principal en la operación, para el que se necesita la reforma del convenio de los TCP y los pilotos, se produce en las escalas entre vuelo y vuelo. Ahora duran una hora y el objetivo es reducirlas a 35 minutos, con lo que a lo largo de una jornada se logrará que cada avión gane dos horas más de vuelo. Conseguir escalas de media hora obliga a que las azafatas de vuelo y sobrecargos participen en la limpieza de la cabina, recogiendo la basura al final del vuelo y eliminando los residuos cuando los pasajeros han salido.

En el caso de los pilotos cambia el procedimiento de escala. Hasta la fecha eran los denominados "coordinadores de escala" quienes, una vez que el avión había detenido sus motores y bajo vigilancia de los pilotos, accedían a la aeronave para realizar trabajos de previsión de combustible, estiba de mercancías peligrosas, etc. En el nuevo escenario, el piloto y el copiloto recibirán la información pertinente en el momento en que el aparato toma tierra, y darán las órdenes oportunas vía radio durante el tránsito desde la pista de aterrizaje a la terminal. Con este adelante de previsiones, se ahorrará más de media hora de tiempo de escala.

Las fuentes consultadas aseguran que la eficiencia que se logra con estos procedimientos y con la modificación del sistema de ingreso de nuevos pilotos y TCP, iguala los costes de IberiaExpress con los de Easyjet.

Branson ejercerá de Auxiliar de vuelo por una apuesta

El propietario de la escudería Virgin de Fórmula 1, el multimillonario Richard Branson, será una de las azafatas de vuelo en una ruta de la compañía AirAsia X entre Londres y Kuala Lumpur, el próximo 21 de febrero de 2011. El motivo, una apuesta perdida con el patrón del equipo Lotus sobre cuál de los dos equipos acabaría por delante en el Mundial.

El propio Tony Fernández lo hacía público a través de su cuenta en Twitter: «Está confirmado para el próximo 21 de febrero. Richard Branson será una de las azafatas en un vuelo de AirAsia X». El mandamás del equipo Lotus explicaba además que las plazas de dicho vuelo, que unirá Londres con Kuala Lumpur, serán vendidas con fines benéficos.

Según un responsable de la compañía aérea, el magnate británico se vestirá como cualquier otra azafata, con maquillaje y zapatos de tacón incluídos. Además deberá cumplir con todas las labores propias de una auxiliar de vuelo.

Ni Lotus ni Virgin F1 lograron sumar puntos durante el Mundial 2010, sin embargo, el duodécimo puesto del finnlandés Heikki Kovalainen en el Gran Premio de Japón permitió a la escudería malaya terminar por delante de la escudería británica en la clasificación por equipos.