lunes, 14 de febrero de 2011

Se equivoca de avión

Un pasajero se equivoca de avión y aparece en Barcelona en lugar de Bilbao sin que nadie del personal del aeropuerto y de la propia compañía aérea se percaten de que no tiene billete para ese vuelo.

El pasajero se equivocó de puerta de embarque, sin que nadie en el aeropuerto ni tampoco dentro del avión se percatase de su descuido. Ni el propio afectado, que ha denunciado a la aerolínea en la que viajaba (Air Berlín), se llega a creer lo sucedido.
Según relata en la queja, entregó su tarjeta de embarque a un empleado situado en la puerta que estaba junto a la de Bilbao. «El joven la escaneó y sin más trámites me autorizó a acceder al avión», asegura. «Ya en el interior del aparato y conforme a la tarjeta de embarque correspondiente al vuelo de Bilbao en el que creía hallarme ocupé el asiento 1C. Como es de suponer, otra persona que se desplazaba ciertamente a Barcelona me llamó la atención», continúa. Al parecer, la azafata de vuelo achacaron el problema a un fallo informático, aunque no dieron importancia a que tuvieran que cambiarle tres veces de asiento para acomodarlo.
Una vez sentado en una butaca y confiado en que en 75 minutos alcanzaría la capital vizcaína, se dio cuenta del incidente. «Ya acomodado, cuál fue mi sorpresa cuando el avión se dispone a tomar tierra no en Bilbao sino en Barcelona», recoge en su escrito. A partir de entonces el calagurritano sufrió un auténtico calvario para llegar a su destino.

Nada más darse cuenta de lo ocurrido llamó a un auxiliar de vuelo, que evidentemente no daba crédito a lo sucedido. De hecho, «en ese momento se lleva las manos a la cabeza y comienza a hablar en alemán», asegura el afectado. Ante tal situación optó por reclamar la presencia del comandante, aunque de poco le sirvió. «Apareció y, sin escuchar nada de lo que pudiera haberle dicho, me espetó gritando: 'Es tu problema'», critica. También el piloto se hacía cruces de cómo era posible que hubiese cogido un vuelo con destino equivocado.
Una vez en tierra las cosas no mejoraron. Y lejos de solucionarse el problema con rapidez, el calagurritano vivió otra odisea, que también hace constar en su denuncia, en la que, por otra parte, advierte de que se reserva el derecho a reclamar por vía judicial.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario